Reseñas sobre el cardo mariano

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

El cardo mariano (Silybum marianum) es una hierba perenne a la que se atribuyen propiedades medicinales.  Las semillas contienen silimarina, un grupo de compuestos con efectos antioxidantes y antiinflamatorios.  El cardo mariano se utiliza habitualmente como remedio casero para tratar problemas hepáticos, a menudo bajo la presunción de que «desintoxicará» el hígado.

En la actualidad, no hay suficientes datos científicos para decir si el cardo mariano puede ayudar al hígado o no. Aunque no carece de beneficios, el cardo mariano no parece ejercer un efecto significativo ni en los tejidos ni en la función hepática.

El cardo mariano también se conoce con los nombres de cardo de Santa María, cardo abigarrado y cardo escocés. En la medicina tradicional china, el cardo mariano se denomina da ji, mientras que las semillas se llaman shui fei ji.

Beneficios del cardo mariano para la piel

Si tiene diabetes, utilice el cardo mariano con precaución, ya que el suplemento podría reducir el nivel de azúcar en la sangre. También existe la preocupación de que el cardo mariano pueda afectar a los niveles de estrógeno. Si tiene cáncer de mama, cáncer de útero, cáncer de ovarios, endometriosis o fibromas uterinos, considere evitar el cardo mariano.

El cardo mariano puede provocar una reacción alérgica, incluida una reacción alérgica grave y potencialmente mortal (anafilaxia). La reacción alérgica es más frecuente en personas alérgicas a otras plantas de la familia Asteraceae, como la ambrosía, las margaritas, las caléndulas y los crisantemos.

Suplemento de cardo mariano

El cardo mariano, o silybum marianum, se ha utilizado como hierba curativa desde la antigua Grecia. En la Edad Media, las hojas se utilizaban en las ensaladas, pero hoy en día las semillas se utilizan más comúnmente en los suplementos.

Si te has excedido, el cardo mariano puede ayudarte: es famoso por ser un desintoxicante natural y por utilizarse para combatir la indigestión. Se cree que ayuda al hígado, el principal órgano del cuerpo para filtrar las toxinas, incluido el alcohol.

Se ha demostrado que el cardo mariano ayuda a proteger el hígado e incluso puede regenerar nuevas células hepáticas. En una revisión sobre su efecto en la enfermedad hepática alcohólica, cuatro estudios encontraron mejoras en los marcadores de la función hepática sana, incluidos los niveles de aminotransferasas, enzimas que se liberan en la sangre cuando el hígado está dañado.

Tomar cardo mariano puede ayudar a reducir los brotes en el organismo. En un estudio estadounidense de 2015, se demostró que la hierba suprime la inflamación en las células y los linfocitos T (un tipo de glóbulo blanco). Otra investigación publicada en la revista PLOSOne en 2017 descubrió que la silimarina desencadenaba una actividad antiinflamatoria en los glóbulos blancos.

Cuándo tomar el cardo mariano

El principal compuesto medicinal de la hierba es la silimarina, un potente antioxidante responsable de muchos de los supuestos beneficios para la salud del cardo mariano.  Aunque muchas personas utilizan el cardo mariano como suplemento dietético, la investigación sobre los beneficios del cardo mariano para la salud humana es muy limitada. Por lo tanto, se necesitan estudios más amplios en humanos para determinar exactamente para qué sirve el cardo mariano y cuál es la dosis adecuada.  Dicho esto, he aquí cinco posibles beneficios del cardo mariano basados en investigaciones preliminares.

1. Puede favorecer la salud del hígadoLos antioxidantes del cardo mariano pueden ayudar a proteger las células del hígado del daño causado por los radicales libres, afirma el doctor Gary Soffer, médico de medicina integral de Yale.  Aunque no ha habido estudios en humanos que exploren el efecto del cardo mariano en el hígado, una revisión de 2010 encontró que el cardo mariano puede ayudar a reducir el daño hepático en animales.  Además, una revisión de 2017 de estudios en animales y humanos encontró que la silimarina puede ser beneficiosa en el tratamiento de las infecciones virales de la hepatitis C, que causa daño al hígado y, en casos graves, insuficiencia hepática.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad