animales en peligro de extinción en grecia

Esta es una lista de las especies de mamíferos registradas en Bolivia. En Bolivia hay 300 especies de mamíferos, de las cuales dos están en peligro crítico, cinco en peligro, diecisiete son vulnerables y doce están casi amenazadas[1].

Los roedores constituyen el mayor orden de mamíferos, con más del 40% de las especies de mamíferos. Tienen dos incisivos en la mandíbula superior e inferior que crecen continuamente y deben mantenerse cortos royendo. La mayoría de los roedores son pequeños, aunque el carpincho puede pesar hasta 45 kg.

Los lagomorfos comprenden dos familias, Leporidae (liebres y conejos) y Ochotonidae (pikas). Aunque pueden parecerse a los roedores, y fueron clasificados como una superfamilia en ese orden hasta principios del siglo XX, desde entonces se consideran un orden separado. Se diferencian de los roedores por una serie de características físicas, como tener cuatro incisivos en la mandíbula superior en lugar de dos.

El orden Cetacea incluye a las ballenas, los delfines y las marsopas. Son los mamíferos mejor adaptados a la vida acuática, con un cuerpo en forma de huso y casi sin pelo, protegido por una gruesa capa de grasa, y con las extremidades anteriores y la cola modificadas para proporcionar propulsión bajo el agua.

animales en peligro de extinción en rumanía

Esta sección sobre la fauna boliviana es divertida e interesante, pero también quiero que sepas que Bolivia alberga miles de especies de aves, animales, peces, reptiles y anfibios, muchas de las cuales están desapareciendo a un ritmo alarmante. La comunidad científica mundial ha declarado que el este de Bolivia es una de las zonas con mayor diversidad biológica de la Tierra. Cada año se descubren aquí más especies nuevas que en casi cualquier otro lugar. Hay que hacer esfuerzos masivos para preservar la vida silvestre y los hábitats bolivianos en vista de la rápida destrucción de ecosistemas irremplazables para el uso agrícola y humano. Mientras usted lee estas palabras, otras dos especies en peligro de extinción acaban de extinguirse, para no volver a ser vistas ni escuchadas.

Trivia de la fauna boliviana #1: ¿Sabías que los flamencos no nacen rosados? Los flamencos son grises. Obtienen sus tonos rosados y anaranjados de los camarones y el plancton que comen. ¿Sabías que los flamencos de Bolivia están casi extinguidos? Hay una bandada de flamencos rosados en lo alto del altiplano (a 4.000 metros sobre el nivel del mar). Nadie sabe cómo llegaron allí, pero cuando yo era joven había 77.000 ejemplares (en 1984). Más recientemente, la bandada ha disminuido a menos de 5.000 ejemplares. Se calcula que esta bandada, única en el mundo por encontrarse a tal altitud, desaparecerá por completo en la próxima década. Los flamencos sólo ponen un huevo al año. Los habitantes de las zonas rurales del altiplano roban los huevos para alimentarse. ¿Pero cómo se puede pedir a una persona que apenas subsiste en el día a día que piense en la conservación de los flamencos cuando esa persona apenas tiene comida para sobrevivir? Además, los flamencos se matan por sus alas, que se utilizan para adornar los trajes que se usan en el Carnaval de Oruro. ¡Eso sí que podría detenerse!

animales en peligro de extinción en la india

El Leopardus jacobita es un gato salvaje que vive a gran altura en los Andes de Sudamérica. Se encuentra a una altitud que oscila entre los 1.500 y los 2.000 metros, por lo que habita en terrenos abruptos con pendientes pronunciadas y poca vegetación. El pelaje gris ceniza del gato, con manchas y moteados escasamente distribuidos, lo camufla bien en el entorno montañoso. La nariz y los labios son negros. La longitud del gato adulto oscila entre 57,7 y 85 cm. La vizcacha de montaña es la presa más importante de esta especie. El gato montés andino está catalogado como En Peligro en la Lista Roja de la UICN, ya que se cree que sólo sobreviven unos 2.500 individuos de esta especie en estado salvaje. La caza para obtener pieles y la matanza en Bolivia y Perú por superstición son las mayores amenazas para las poblaciones de gato montés andino.

El Puma concolor o puma es uno de los mayores felinos salvajes que se encuentran en América. El puma tiene una amplia área de distribución que se extiende desde el Yukón en Canadá hasta los Andes sudamericanos. La especie puede adaptarse a una gran variedad de hábitats en su área de distribución, incluyendo todo tipo de bosques e incluso hábitats desérticos montañosos. Sin embargo, los lugares con sotobosque denso son los hábitats preferidos de este gato. Es el segundo gato más pesado del Nuevo Mundo. La altura de estos gatos en el hombro oscila entre 60 y 90 cm. La longitud media de los machos adultos desde el hocico hasta la punta de la cola es de 2,4 m, mientras que la de las hembras es de 2,05 m. El pelaje tiene un color casi uniforme, pero varía desde el gris plateado hasta el rojizo y el leonado. El físico de estos animales les proporciona una gran agilidad. El puma es un excelente trepador, puede nadar y puede realizar potentes sprints en distancias cortas. Esta especie solitaria es principalmente de naturaleza crepuscular y nocturna. Se alimenta de ungulados, como ciervos e incluso ganado, y también de otros tipos de animales, como roedores. Es un depredador de emboscada. Aunque el puma tiene un área de distribución masiva, las poblaciones de esta especie han disminuido considerablemente a lo largo de los años debido a la destrucción, degradación y fragmentación del hábitat.

animales en peligro de extinción en guatemala

La nutria gigante está clasificada como «en peligro de extinción» según la UICN y figura en el anexo 1 de la CITES. Los machos y las hembras miden entre 1,50 m y 1,70 m. Es un animal territorial y social (grupos de 2 a 15 individuos) conocido por aparecer en ríos grandes y de movimiento lento, arroyos, lagos y pantanos. Se alimentan principalmente de peces (ocasionalmente de reptiles como caimanes, serpientes y tortugas).

Durante la década de 1970, la población de nutrias gigantes disminuyó gravemente en la Reserva Nacional de Fauna Amazónica de Manuripi (noreste de Bolivia) debido a la caza para obtener pieles. Tras la inclusión de la especie en el Apéndice I de la CITES y las consiguientes restricciones al comercio internacional, la caza comercial cesó. Las poblaciones lograron recuperarse a un ritmo muy lento pero los estudios revelaron altos conflictos entre las personas y la nutria gigante en los alrededores de la zona. También parece ser el caso dentro del MNAWR.

El objetivo principal de este proyecto es diseñar un plan de acción participativo para la nutria gigante en la reserva. Varias actividades son planeadas por ACEAA (Asociación Boliviana para la Investigación y Conservación de los Ecosistemas Andinos Amazónicos), la ONG que implementa el proyecto.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad