Por qué es importante la conservación del arte

2La bibliografía existente aborda los conceptos en los que se basa la restauración y las técnicas utilizadas antiguamente sólo de forma ocasional, o bien los trata como un tema secundario. La información sobre el tema se encuentra a veces en informes publicados con motivo de un determinado tratamiento o, más frecuentemente, como parte de una polémica surgida de la interminable controversia que rodea a la limpieza de los cuadros.

5 En los círculos profesionales, la investigación histórica siempre se ha visto con escepticismo y se le da poca credibilidad. Sin embargo, se tiene la impresión de que en los archivos no faltan registros y listas interesantes que probablemente han sido descuidados o pasados por alto por los investigadores debido a la simple falta de curiosidad. Las instituciones públicas cuentan con enormes colecciones de arte. Casi todas las mejores pinturas y esculturas se encuentran ahora en museos o iglesias u otros edificios públicos. Algunas de estas obras fueron encargadas por las instituciones que aún hoy las poseen, otras fueron adquiridas hace mucho tiempo. Por ello, su conservación ha sido objeto de informes escritos. Es cierto que estos documentos tienen a veces un carácter básicamente administrativo, pero a menudo también contienen información valiosa sobre los sucesivos tratamientos realizados en la obra en cuestión.

Por qué es importante la restauración de arte

El cuidado de las pinturas forma parte del recurso en línea Directrices de conservación preventiva para colecciones del CCI. Esta sección presenta los aspectos clave de la gestión del cuidado de las pinturas de bellas artes en las colecciones de patrimonio, basándose en los principios de la conservación preventiva y la gestión de riesgos.

Las pinturas son estructuras complejas y tridimensionales compuestas por una variedad de materiales combinados de muchas maneras diferentes. Las pinturas pretenden transmitir un significado (espiritual, religioso, político, simbólico, decorativo, conceptual, etc.) a través de la aplicación reflexiva y deliberada, por parte del artista, de un medio fluido y pigmentado (portador de color) sobre una superficie de soporte plana. En la siguiente sección se describen algunos de los materiales que se utilizan para producir pinturas, junto con una breve explicación de cómo pueden comportarse estos diferentes materiales.

Los soportes para las pinturas son muy variados y pueden ir desde la piedra, el yeso, el hormigón y el ladrillo hasta los tejidos (como el lino, el algodón o las telas sintéticas), la madera, la madera laminada, los tableros de fibra de madera comprimida (como Masonite) y los tableros de papel (denominados cartón, cartulina o lona). Los artistas también han utilizado una variedad de otros materiales como el metal, el marfil, el vidrio y la porcelana. El soporte tiene una gran influencia en el comportamiento y el deterioro de una obra de arte y suele ser el factor determinante a la hora de elegir los mejores métodos de manipulación, enmarcado, almacenamiento y exposición del cuadro.

Conservador de arte

La conservación y restauración de cuadros la llevan a cabo conservadores de pintura profesionales. Las pinturas abarcan una amplia gama de diversos medios, materiales y sus soportes (es decir, la superficie pintada de tela, papel, panel de madera, tablero fabricado u otros). Los tipos de pintura abarcan desde las bellas artes hasta los objetos decorativos y funcionales, pasando por los acrílicos, los frescos y la pintura al óleo sobre diversas superficies, la témpera al huevo sobre paneles y lienzos, la pintura a la laca y la acuarela, entre otros. Conocer los materiales de cualquier cuadro y su soporte permite realizar prácticas de restauración y conservación adecuadas. Todos los componentes de una pintura reaccionan de forma diferente a su entorno y afectan a la obra de arte en su conjunto[1]. Estos componentes materiales, junto con el cuidado de las colecciones (también conocido como conservación preventiva), determinarán la longevidad de una pintura[2]. Los primeros pasos para la conservación y la restauración son la conservación preventiva y la restauración activa con la intención del artista en mente.

Los típicos óleos, acrílicos y muchos otros tipos de pinturas se componen de varios tipos de materiales, desde sus capas de pintura hasta los materiales que componen sus soportes. Cada uno de estos materiales requiere un cuidado específico en su manipulación, exposición, almacenamiento, medidas de protección añadidas y condiciones ambientales generales. Proporcionar los cuidados adecuados a cada uno de estos materiales garantiza la protección del estado general del cuadro[3].

Wikipedia

La conservación y restauración de cuadros la llevan a cabo conservadores profesionales de pintura. Las pinturas abarcan una amplia gama de medios, materiales y sus soportes (es decir, la superficie pintada de tela, papel, panel de madera, tablero fabricado u otros). Los tipos de pintura abarcan desde las bellas artes hasta los objetos decorativos y funcionales, pasando por los acrílicos, los frescos y la pintura al óleo sobre diversas superficies, la témpera al huevo sobre paneles y lienzos, la pintura a la laca y la acuarela, entre otros. Conocer los materiales de cualquier cuadro y su soporte permite realizar prácticas de restauración y conservación adecuadas. Todos los componentes de una pintura reaccionan de forma diferente a su entorno y afectan a la obra de arte en su conjunto[1]. Estos componentes materiales, junto con el cuidado de las colecciones (también conocido como conservación preventiva), determinarán la longevidad de una pintura[2]. Los primeros pasos para la conservación y la restauración son la conservación preventiva y la restauración activa con la intención del artista en mente.

Los típicos óleos, acrílicos y muchos otros tipos de pinturas se componen de varios tipos de materiales, desde sus capas de pintura hasta los materiales que componen sus soportes. Cada uno de estos materiales requiere un cuidado específico en su manipulación, exposición, almacenamiento, medidas de protección añadidas y condiciones ambientales generales. Proporcionar los cuidados adecuados a cada uno de estos materiales garantiza la protección del estado general del cuadro[3].

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad