berthe morisot

Alfred Sisley (/ˈsɪsli/; francés: [sislɛ]; 30 de octubre de 1839 – 29 de enero de 1899) fue un pintor paisajista impresionista que nació y pasó la mayor parte de su vida en Francia, pero conservó la nacionalidad británica. Fue el más constante de los impresionistas en su dedicación a la pintura de paisaje en plein air (es decir, al aire libre). Sólo se desvió hacia la pintura de figuras en contadas ocasiones y, a diferencia de Renoir y Pissarro, consideró que el impresionismo satisfacía sus necesidades artísticas.

Entre sus obras importantes se encuentran una serie de cuadros del río Támesis, sobre todo en los alrededores de Hampton Court, ejecutados en 1874, y paisajes que representan lugares de Moret-sur-Loing o sus alrededores. Los notables cuadros del Sena y sus puentes en los antiguos suburbios de París se caracterizan, como muchos de sus paisajes, por la tranquilidad, en tonos pálidos de verde, rosa, púrpura, azul polvoriento y crema. Con el paso de los años, el poder de expresión y la intensidad del color de Sisley aumentan.

En 1857, a la edad de 18 años, Sisley fue enviado a Londres para estudiar la carrera de comercio, pero la abandonó al cabo de cuatro años y regresó a París en 1861. A partir de 1862, estudió en la École des Beaux-Arts de París, en el taller del artista suizo Marc-Charles-Gabriel Gleyre, donde se relacionó con Frédéric Bazille, Claude Monet y Pierre-Auguste Renoir. Juntos pintaban paisajes al aire libre en lugar de en el estudio, para captar con realismo los efectos transitorios de la luz del sol. Este enfoque, innovador en la época, dio lugar a cuadros más coloridos y de mayor amplitud que los que el público estaba acostumbrado a ver. En consecuencia, Sisley y sus amigos tuvieron inicialmente pocas oportunidades de exponer o vender sus obras. Sus obras solían ser rechazadas por el jurado de la exposición de arte más importante de Francia, el Salón anual. Sin embargo, durante la década de 1860, Sisley se encontraba en mejor situación económica que algunos de sus compañeros, ya que recibía una asignación de su padre.

alfred sisley impresionismo

Abrir el menúCerrar el menúDescubra los 10 mejores cuadros de Alfred Sisley Más imágenes 20+Entre los artistas impresionistas, Sisley fue el que más se dedicó a los paisajes y sus 10 mejores cuadros son todos ellos obras en plein air.

Representan los objetivos más elevados del movimiento impresionista al pintar paisajes con sensibilidad a la luz natural y a las condiciones atmosféricas cambiantes. Los 10 mejores cuadros de Sisley abarcan desde paisajes nevados hasta escenas veraniegas a orillas del río e incluso un dramático paisaje marino.

A lo largo de su carrera, Sisley luchó contra las preocupaciones financieras y trasladó a su familia con regularidad. Al trasladarse de un lugar a otro en busca de alquileres más baratos, Sisley también buscó nuevos temas para su arte. De ahí que sus 10 mejores cuadros parezcan una biografía de los lugares en los que vivió. Los paisajes de las zonas rurales de los alrededores de París le cautivaron y todas sus obras captan la región en la cúspide de la industrialización.

En esta obra, le vemos experimentar con la pintura al aire libre, basándose en los principios que aprendió en el taller de Charles Gleyre, junto con otros artistas impresionistas como Auguste Renoir, Camille Pissarro y Claude Monet.

cuadros famosos de alfred sisley

Alfred Sisley (/ˈsɪsli/; francés: [sislɛ]; 30 de octubre de 1839 – 29 de enero de 1899) fue un paisajista impresionista que nació y pasó la mayor parte de su vida en Francia, pero conservó la nacionalidad británica. Fue el más constante de los impresionistas en su dedicación a la pintura de paisaje en plein air (es decir, al aire libre). Sólo se desvió hacia la pintura de figuras en contadas ocasiones y, a diferencia de Renoir y Pissarro, consideró que el impresionismo satisfacía sus necesidades artísticas.

Entre sus obras importantes se encuentran una serie de cuadros del río Támesis, sobre todo en los alrededores de Hampton Court, ejecutados en 1874, y paisajes que representan lugares de Moret-sur-Loing o sus alrededores. Los notables cuadros del Sena y sus puentes en los antiguos suburbios de París se caracterizan, como muchos de sus paisajes, por la tranquilidad, en tonos pálidos de verde, rosa, púrpura, azul polvoriento y crema. Con el paso de los años, Sisley aumenta su capacidad de expresión y la intensidad de sus colores[1].

En 1857, a la edad de 18 años, Alfred Sisley fue enviado a Londres para estudiar la carrera de comercio, pero la abandonó después de cuatro años y regresó a París en 1861. A partir de 1862, estudió en la École des Beaux-Arts de París, en el taller del artista suizo Marc-Charles-Gabriel Gleyre, donde se relacionó con Frédéric Bazille, Claude Monet y Pierre-Auguste Renoir. Juntos pintaban paisajes al aire libre en lugar de en el estudio, para captar con realismo los efectos transitorios de la luz del sol. Este enfoque, innovador en la época, dio lugar a cuadros más coloridos y de mayor amplitud que los que el público estaba acostumbrado a ver. En consecuencia, Sisley y sus amigos tuvieron inicialmente pocas oportunidades de exponer o vender sus obras. Sus obras solían ser rechazadas por el jurado de la exposición de arte más importante de Francia, el Salón anual. Sin embargo, durante la década de 1860, Sisley se encontraba en mejor situación económica que algunos de sus compañeros, ya que recibía una asignación de su padre.

pierre-aug… renoir

Alfred Sisley (/ˈsɪsli/; francés: [sislɛ]; 30 de octubre de 1839 – 29 de enero de 1899) fue un pintor paisajista impresionista que nació y pasó la mayor parte de su vida en Francia, pero conservó la nacionalidad británica. Fue el más constante de los impresionistas en su dedicación a la pintura de paisaje en plein air (es decir, al aire libre). Sólo se desvió hacia la pintura de figuras en contadas ocasiones y, a diferencia de Renoir y Pissarro, consideró que el impresionismo satisfacía sus necesidades artísticas.

Entre sus obras importantes se encuentran una serie de cuadros del río Támesis, sobre todo en los alrededores de Hampton Court, ejecutados en 1874, y paisajes que representan lugares de Moret-sur-Loing o sus alrededores. Los notables cuadros del Sena y sus puentes en los antiguos suburbios de París se caracterizan, como muchos de sus paisajes, por la tranquilidad, en tonos pálidos de verde, rosa, púrpura, azul polvoriento y crema. Con el paso de los años, Sisley aumenta su capacidad de expresión y la intensidad de sus colores[1].

En 1857, a la edad de 18 años, Alfred Sisley fue enviado a Londres para estudiar la carrera de comercio, pero la abandonó después de cuatro años y regresó a París en 1861. A partir de 1862, estudió en la École des Beaux-Arts de París, en el taller del artista suizo Marc-Charles-Gabriel Gleyre, donde se relacionó con Frédéric Bazille, Claude Monet y Pierre-Auguste Renoir. Juntos pintaban paisajes al aire libre en lugar de en el estudio, para captar con realismo los efectos transitorios de la luz del sol. Este enfoque, innovador en la época, dio lugar a cuadros más coloridos y de mayor amplitud que los que el público estaba acostumbrado a ver. En consecuencia, Sisley y sus amigos tuvieron inicialmente pocas oportunidades de exponer o vender sus obras. Sus obras solían ser rechazadas por el jurado de la exposición de arte más importante de Francia, el Salón anual. Sin embargo, durante la década de 1860, Sisley se encontraba en mejor situación económica que algunos de sus compañeros, ya que recibía una asignación de su padre.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad